sábado, 24 de diciembre de 2005

Santa y Feliz Navidad

Quem pastores laudavere,Quibus angeli dixere:‘Absit vobis jam timere:Natus est Rex Gloriae!’
Ad quem magi ambulabant,Aurum, thus, myrrham portabant;Immolabant haec sincereLeoni victoriae;
Christo Regi, Deo nato,Per Mariam nobis dato,Merito resonet vere:‘Laus, honor, et gloria!’

miércoles, 7 de diciembre de 2005

Seminario de Formación del Círculo Cultural "Antonio Molle Lazo"

"Enseñanza, educación y tradición"

Ponente:
Dra. Consuelo Martínez-Sicluna
Profesora Titular de Derecho Natural y Filosofía del Derecho de la Universidad Complutense de Madrid
Académica correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación

Sábado 10 de diciembre de 2005, a las 11:30
C/. José Abascal 38 - Bajo izquierda
Madrid

jueves, 17 de noviembre de 2005

Seminario Formación. Cataluña: Tradición o Estatuto.

Seminario de formación del Círculo "Antonio Molle Lazo"

El profesor Jorge Soley Climent disertará sobre el tema
Cataluña: Tradición o Estatuto.

Sábado 19 de noviembre a las 11.30 h.
Fundación Francisco Elías de Tejada y Erasmo Pércopo
Calle José Abascal nº 38, bajo izquierda. Madrid.

viernes, 11 de noviembre de 2005

12 de Noviembre. Manifestación contra la LOE

El sábado 12 de noviembre a las 16.30 nos encontraremos en el Paseo del Prado esquina a Cuesta de Moyano. Metro Atocha . Autobuses 27, 32, 37, 10, 14, 26.

Una cita obligada por la situación de España

Porque es una sana reacción que manifiesta que no permanecemos indiferentes.
Porque queremos dejar claro que no es lo mismo enseñanza, educación y escolarización.
Porque los conceptos de público y privado se utilizan confusamente.

Y porque:

  • Los católicos, al haberse sustituído la enseñanza de la Iglesia y el discurso católico por el constitucionalismo liberal, han perdido el cuadro doctrinal y práctico que daba unidad y coherencia a su acción política, de modo que son incapaces de reaccionar ante las agresiones, cada vez más feroces, de las fuerzas anticatólicas.
  • Transitoriamente, la Constitución podría ser, quizás, un obstáculo contra el avance revolucionario... pero lo que tenemos que pedir a la Jerarquía Católica es que restituya la tesis de la Unidad Católica, para poder combatir en la vida política, sin complejos de inferioridad y con criterios claros, porque

EL FINAL DEPENDE DEL PRINCIPIO

NADA SIN DIOS

Secretaría Política de D. Sixto de Enrique de Borbón
Comunión Tradicionalista
J uventudes Tradicionalistas
Círculo Cultural Antonio Molle Lazo

viernes, 4 de noviembre de 2005

El Círculo Cultural Antonio Molle Lazo celebró la festividad de Cristo Rey

Por segundo año consecutivo, el Círculo Cultural Antonio Molle Lazo recupera la tradicional Cena de Cristo Rey y lo hace al principio del curso en víspera de la festividad en la fecha que fue instituida por Pio XI el 11 de diciembre de 1925, recordando así, que el Reinado Social de Cristo por derecho y honor, es principio básico que rige toda nuestra acción y, por ende, todas las actividades que han de celebrarse. El acto tuvo lugar en el Hotel NH Alberto Aguilera ante una nutrida asistencia de militantes y de amigos.

Si el año pasado la organización de la Cena de Cristo Rey suponía el reto de recuperar una vieja tradición particular perdida con los años, la de este año conllevaba la dificultad aún mayor de mantener las expectativas generadas el año anterior tanto en el número de asistentes como en el nivel de los oradores. Y gracias al buen hacer de los organizadores (Maricarmen, Teresa, José Antonio, Luis, etc.) y a pesar de la coincidencia con el puente de Todos los Santos, la celebración contó con la asistencia de numerosos correligionarios y amigos que llenaron el salón principal del hotel.

Teresa Jiménez París fue la encargada este año de presentar a los oradores y aprovechó para recordar a los presentes el sentido doctrinal de la festividad de Cristo Rey, que no se extiende únicamente sobre las conciencias, corazones y voluntades humanas sino que más allá, ejerce su dominio también sobre todas las realidades temporales y sobre la sociedad misma.

Posteriormente y como colofón a la celebración, intervinieron Víctor Ibáñez, José Díaz Nieva y Luis Infante que con sus intervenciones alentaron a todos los presentes a seguir perseverando en la defensa de la Fe y de la Unidad Católica de España. En los próximos días estará disponible en la página web del Círculo Cultural Antonio Molle Lazo un resumen de las intervenciones de cada uno de los oradores.


Para terminar, María Teresa Jiménez París invitó a los presentes a cantar el Oriamendi que fue seguido de los vivas de rigor a Cristo Rey, a la Patria y al Rey.

jueves, 22 de septiembre de 2005

Primer Seminario de Formación del Curso 2005-2006

El próximo sábado 1 de octubre, víspera del Aniversario del Primer Alzamiento Carlista, tendrá lugar (D.m.) el primer seminario de formación del nuevo Curso 2005-2006. El curso tendrá tendrá lugar en la sede de la Fundación Elías de Tejada sita en la calle José Abascal (antiguo General Sanjurjo), núm. 30, bajo izquierda entre las 11:30 y las 13:30 horas y contará con la participación de los siguientes ponentes:

- Don Andrés Gambra: "Antecedentes y Formación del Carlismo hasta 1.840"; y
- Don Juan Cayón: "Revolución y Contra-revolución".

Al término del seminario está prevista una comida de hermandad en la que se anunciarán los siguientes actos (Cena de Cristo Rey 29 de octubre) así como la temática y fechas de los próximos seminarios y actividades. Es muy conveniente la asistencia no solo al seminario sino a la comida así como la máxima difusión del mismo.

mollelazo@telefonica.net

Nueva Junta Directiva

Este pasado 16 septiembre 2005 ha tenido lugar la primera reunión del curso 2005-2006 del Círculo Carlista "Antonio Molle Lazo", que ha consistido en una asamblea general de sus socios.

Presidida por don Luis L., presidente saliente, la asamblea, tras la invocación al Espíritu Santo, procedió al nombramiento de una nueva junta directiva y tomó diversos acuerdos. En cuanto a lo primero, fueron elegidos el profesor José Miguel Gambra (Presidente), el profesor José Díaz Nieva (Vicepresidente), doña Mª Carmen Palomares (Secretaria), don Luis L. (Tesorero), el profesor Juan Cayón (Vocal) y don Francisco Javier Jiménez (Vocal).

Entre los acuerdos, se tomó el de la celebración de la tradicional cena de Cristo Rey, el próximo sábado 29 de octubre; y el mantenimiento del proyecto de la junta directiva anterior de la celebración de seminarios de formación con periodicidad mensual o bimestral. El primero se celebrará (D.m.) el sábado 1 de octubre, con ocasión del 172º aniversario del Carlismo (alzamiento de Talavera, 2 de octubre de 1833), en la sede de la Fundación Francisco Elías de Tejada y Erasmo Pércopo, a las once de la mañana.

D. José Miguel Gambra propuso que, además de los seminarios, se hiciesen reuniones más informales, a manera de círculos de estudio, reuniones que además de cumplir una finalidad formativa, fomentarán la amistad entre los leales al lema de Dios, Patria, Fueros y Rey legítimo.

Y sin más novedad, el nuevo presidente levantó la sesión, invocando la protección del Sagrado Corazón de Jesús y de su Santísima Madre.

miércoles, 14 de septiembre de 2005

Asamblea General de Socios del Círculo el viernes 16 de septiembre a las 19:00 horas.

El próximo viernes día 16 de septiembre a las 19:00 horas (D.m.) tendrá lugar una nueva Asamblea General de Socios del Círculo Cultural Antonio Molle Lazo. Dicha Asamblea se celebrará en la sede del Círculo.

Se ruega confirmación precia mediante correo electrónico a: mollelazo@telefonica.net o llamando al 669745200 o enviando un SMS al mismo número indicado el nombre completo.

El orden del día de dicha Asamblea será el siguiente:

- Renovación de cargos de la Junta Directiva.
- Incorporación de nuevos socios.
- Calendario de actividades.
- Designación de tareas y responsables.
- Cualesquiera otros que se apruebe durante la propia Asamblea.

La Asistencia se encuentra limitada a los socios actuales y personas autorizadas por la Junta Directiva.

martes, 26 de julio de 2005

Jura de Unidad Católica por miembros del Círculo Cultural Antonio Molle Lazo

Olite, 25 julio 2005, festividad de Santiago Apóstol, Patrón Mayor de las Españas. Los mandos de la Comunión Tradicionalista de la España peninsular se reunieron en Olite, la vieja capital del viejo Reyno, el domingo 24 de julio. En la junta se pasó revista a la labor del último año, y se abordaron los principales asuntos organizativos del Carlismo.

En el balance del curso político se dio cuenta de las actividades realizadas, que suponen un aumento tanto cuantitativo como cualitativo. Se destacó el gran acto antieuropeo del pasado 29 de enero en Madrid, el mayor de la Comunión Tradicionalista en los últimos veinte años, así como nuestra presencia y claro mensaje en las movilizaciones contra el terrorismo y en defensa de la familia. Se ha reactivado la Comunión Tradicionalista en diversos lugares de las Españas como los reinos de Córdoba, Galicia, León, Navarra y Toledo. Se han fortalecido los lazos con el resto de la Hispanidad, singularmente mediante la presencia de Don Sixto Enrique de Borbón en Méjico, Colombia, Argentina y Uruguay (en Montevideo, significativamente, tuvo lugar una entrevista entre el Abanderado de la Tradición y el ex Presidente católico Bordaberry, el mismo día que el hijo del Usurpador adornaba la toma de posesión del nuevo presidente masónico de aquel país hermano); también se han estrechado relaciones con Nápoles y Portugal. La Vicesecretaría de Organización dió cuenta del creciente eco en los medios, con más de sesenta menciones recientes sólo en diarios.

El jefe delegado recordó que la Comunión Tradicionalista es un ente moral, que abarca a todos los leales a la tradición y la legitimidad, en todo el orbe hispánico; y que así está reconstruyéndose, regenerándose, a pesar de las dificultades.

Las decisiones que se tomaron de cara al futuro siguen la misma senda de salvar y preservar todo lo que de bueno, natural y tradicional perviva en España, y vigorizarlo hacia la total restauración de la Tradición; esa es la tarea del núcleo irreductible y comprometido que es nuestra Comunión, cuyos miembros más destacados han fortalecido su unión en estos días de convivencia.

Esta reunión tenía además otro objeto. Junto a la revisión ordinaria de los asuntos de la Comunión, se había decidido renovar el juramento de la Unidad Católica de España, que en el cercano Monasterio de La Oliva hicieron los jefes del Requeté el 25 de julio de 1964. A la reunión asisitió uno de los más significados de los juramentados aquel año, Manuel de Santa Cruz, quien explicó el significado y trascendencia del mismo en una intervención memorable que deleitó a los carlistas más jóvenes. (No pudo asistir José Arturo Márquez de Prado, último Delegado Nacional del Requeté y otro de los juramentados originales, quien expresó su adhesión en entrevista en Madrid con el jefe de la Secretaría Política de Don Sixto Enrique de Borbón). José Antonio Ullate animó a los presentes a velar armas, a prepararse espiritualmente para el juramento de la mañana siguiente que representa un compromiso sincero con la teología política del Reino de Cristo a través de la unidad religiosa.

El propio Regente carlista no quiso faltar a tan trascendental acontecimiento. S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón se unió en la tarde del domingo a los jefes carlistas reunidos en Olite. El día anterior había hecho una visita privada a Burgos. Con el Abanderado de la Tradición venían el jefe de su Secretaría Política, Miguel Ayuso, y el hermano de éste, Carlos; y Monseñor Ignacio Barreiro, capellán de Su Santidad y encargado de la oficina romana de Vida Humana Internacional, venido expresamente de Roma para la ocasión del Juramento de la Unidad Católica.

En Valdenoceda, don Ignacio Barreiro dijo la Santa Misa dominical, según el inmemorial rito codificado por San Pío V, en su iglesia románica. A la salida del templo, el Abanderado de la Tradición tuvo un simpático encuentro con las numerosas de personas llegadas de todo el valle de Valdivielso para las celebraciones de la Hermandad de la Cabaña Real de Carreteros.

A su llegada a Navarra, Don Sixto Enrique de Borbón --quien provocó el entusiasmo desbordante de los leales, al ver que continúa su recuperación física, y que su claridad de ideas y su entrega a la Causa no sólo no disminuyen, sin que crecen con los años-- recibió en audiencia privada a la veterana margarita Sylvia Baleztena Abarrategui, ejemplo de la lealtad de la mujer carlista, luchadora incansable, que ha sufrido las amenazas del separatismo; miembro de uno de los más destacados linajes carlistas navarros y vieja amiga de la Familia Real legítima.

Después del besamanos, se celebró una cena de hermandad en Olite, tras un paseo por el casco histórico de la vieja capital. Pronunció el primer brindis Miguel Ayuso, con una hermosa fórmula napolitana. En sus palabras, el jefe de la Secretaría Política de Don Sixto Enrique de Borbón resaltó la continuidad de la Comunión en su defensa de la Unidad Católica de España.

Tomó la palabra el propio Abanderado de la Tradición, quien agradeció el esfuerzo de los mandos de la Comunión y se manifestó encantado de estar en Navarra y entre carlistas. Se refirió a la significación de esta tierra para el resurgir del Carlismo, en lucha contra el mundialismo masónico en unión con el resto de las Españas. Citando las palabras de un traidor, que se congratulaba de que España "había dejado de ser diferente" en los días iniciales de la inicua Constitución de 1978, Don Sixto Enrique dijo que, a pesar de su decadencia actual, "España, gracias a Dios, es diferente" y, con el concurso de la América Hispana, ha de restaurar la Hispanidad y la Cristiandad, Cristiandad que llega al menos desde el extremo occidental de Chile hasta el oriental de Siberia. Animó a los carlistas para que nuestra vocación hispánica vuelva a recobrar sus bríos, con la fe en la misericordia de Dios, frente al error del determinismo histórico. Su intervención fue muy aplaudida por los presentes, entre gritos de "¡Viva el Rey!". Un vibrante Oriamendi cerró el turno de las intervenciones, aunque la cena se alargó algo más con la discusión de nuevos proyectos.

La jornada del lunes 25, fiesta del Hijo del Trueno, empezó muy temprano con una visita al Monasterio de La Oliva. Lamentablemente la actual crisis parece haber hecho mella en el abad cisterciense, que ignorando el "celebret" de un prelado doméstico de Su Santidad y la autorización del Arzobispado de Pamplona, negó en el último momento el permiso que inicialmente había dado para que la Santa Misa de la renovación del juramento se celebrase en la misma iglesia que acogió el primero (¡qué contraste con el entusiasmo de los monjes de hace cuarenta años, que fueron los inspiradores del mismo!). Se celebró, pues, en el magnífico Convento de Santa Engracia, de las Madres Clarisas de Olite, que lo acogieron de muy buen grado, asistiendo la comunidad al completo; la madre superiora daba gracias a Dios porque la Familia Borbón Parma siga fiel a Cristo Rey.

Monseñor Ignacio Barreiro dijo la Santa Misa tradicional, que presidió S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón; dos jóvenes de la familia Brustenga hicieron de monaguillos. En su vibrante sermón, Monseñor Barreiro expuso las contradicciones entre la modernidad y la verdadera doctrina. Puso de manifiesto la relación entre la devoción a Santiago con la Unidad Católica; la invocación al santo patrón que extendieron los antiguos tercios de la Monarquía hispánica y continuaron los de Requetés nos sigue acompañando en nuestra lucha.

Tras el sermón se procedió a la renovación del voto. Ante Don Sixto Enrique, Manuel de Santa Cruz tomó el juramento sobre los Santos Evangelios a Miguel Ayuso, como jefe de la Secretaría Política del Regente, quien a continuación lo tomó al delegado de la Comunión Tradicionalista en Navarra, José Antonio Ullate; al presidente del Círculo Carlista Antonio Molle Lazo, Luis L., y al jefe nacional de Juventudes Tradicionalistas, Víctor Ibáñez. Juramento realizado en nombre de toda la Comunión Tradicionalista, con la fórmula de 1964: "Yo, (Nombre), me comprometo a defender a la Santísima Virgen María, Señora Nuestra, y la Unidad Católica de España. Así lo prometo a Dios y así lo juro. Así Dios me ayude y estos Santos Evangelios que con la mano toco." "Si así lo hicieres, Dios te lo premie; y si no, te lo demande".

La Comunión Tradicionalista ve de este modo reforzados su compromiso político y la cohesión entre sus mandos, siguiendo su vocación de ariete contra el mal institucionalizado amparados por la gracia de la consagración a Dios en el espíritu de la caballería.

Al término de la Santa Misa, los carlistas, todos con boina roja o blanca, dieron un último paseo por Olite entre la simpatía de sus gentes, para a continuación, encabezados por Don Sixto Enrique de Borbón, partir camino de Haro, en La Rioja, donde también se conmemoraba la festividad de Santiago Apóstol.

jueves, 16 de junio de 2005

CONTRA ABERRACIÓN LEGAL ESTADO CONFESIONAL


La Comunión Tradicionalista
El Círculo Cultural Antonio Molle Lazo
Las Juventudes Tradicionalistas

Bajo el lema "CONTRA ABERRACIÓN LEGAL ESTADO CONFESIONAL" se unirán a la manifestación del día 18 de junio en Madrid, convocada por el Foro de la Familia.
El punto de encuentro será en la calle Alcalá esquina Claudio Coello a las 5 de la tarde.

La Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón ha hecho público el siguiente comunicado:

ADHESIÓN DEL CARLISMO A LA MANIFESTACIÓN
DEL FORO ESPAÑOL DE LA FAMILIA

La Comunión Tradicionalista, ante la manifestación convocada en Madrid el sábado 18 de junio por el Foro Español de la Familia, con el apoyo de buena parte de los obispos españoles, para protestar por la política del Gobierno en relación con la familia y, singularmente, respecto del llamado “matrimonio” homosexual:
1) Anima a todos sus miembros y simpatizantes a acudir a la misma, pese a las ambigüedades derivadas de la afirmación de una supuesta “sociedad civil” autorregulada que protesta en forma impertinente su “aconfesionalidad”.
2) Recuerda, sin embargo, que la situación presente no es sino consecuencia de una política cuyo impulso tanto lejano como reciente procede de los conocidos como liberalismo “católico” y democracia “cristiana”, que en los últimos decenios ha recibido además apoyo consciente o inconsciente de las jerarquías católicas.
Para que la situación cambie es necesario, pues, que las mismas restituyan, a las fuerzas políticas que sostienen (y por desgracia la Comunión Tradicionalista se ha quedado sola) la restauración de la tesis de la unidad católica, las premisas necesarias para combatir en la vida política sin complejos de inferioridad y con criterios claros.

En Madrid, a 14 de junio de 2005.

Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón

lunes, 25 de abril de 2005

Celebrado el primer Seminario de Formación

En la sede de la Fundación Francisco Elías de Tejada se celebró el primer seminario organizado por la vocalía de Formación del Círculo Carlista Antonio Molle Lazo. Una treintena de militantes y amigos de la Comunión Tradicionalista se dieron cita desde las once de la mañana del sábado para escuchar a los tres ponentes.

José Antonio Gallego hizo una apretada síntesis de la historia del Carlismo desde los primeros movimientos armados "precarlistas" hasta después de la Cruzada, ofreciendo datos muy interesantes y poco conocidos sobre los alzamientos carlistas de entreguerras en diversas tierras de las Españas que dan idea de la tensión combativa del Carlismo contra la usurpación liberal. Con la intención de deshacer determinados mitos recurrentes, el historiador madrileño insistió sobre el carácter nacional del Carlismo y su presencia continua y constante en toda la Patria frente a los que pretenden reducir el Carlismo a una mera controversia intraterritorial. Desarrolló minuciosamente los argumentos que justifican el derecho a la corona de la Dinastía legítima, ilustrados con un árbol genealógico de los Borbones españoles que permitió comprender mejor la explicación.

Manuel de Santa Cruz tomó como base la institución de la Regencia por S.M.C. Don Alfonso Carlos y fue desbrozando en orden inverso los principios de la Legitimidad española, para detenerse especialmente en la explicación de la Unidad Católica, su necesidad en nuestra Patria y el ataque que la libertad religiosa supone contra la misma.

Víctor Ibáñez realizó una reflexión sobre el papel del Carlismo hoy como custodio de una multisecular tradición y doctrina que no admite "componendas ni acuerdos deshonrosos" en palabras de S.M.C. Don Carlos VII, insistiendo en cómo la fidelidad a los principios nos da la razón y cómo desde nuestra integridad doctrinal hemos sido capaces con mucho esfuerzo y tesón y a pesar de traiciones y defecciones de organizar el acto carlista más numeroso de los últimos veinte años en Madrid el pasado día 29 de enero. Y cómo los que vacilan o se pliegan ante los errores doctrinales del presente llevan una estrategia política errante y condenada al ostracismo. Nuestra labor y acción política no debe ser meramente reactiva, sino que sin dejar de estar continuamente al hilo de la actualidad hemos de desarrollar un trabajo educador más profundo que siente las bases de la restauración de la Tradición sin claudicar ante los equívocos ni ante las comodidades.

Tras las intervenciones se abrió un turno de preguntas que dio paso a un animado coloquio entre ponentes y asistentes. La jornada se prolongó con una comida de hermandad, y por la tarde con una reunión con miembros de la Comunión Tradicionalista del Reino de León presentes en Madrid dirigidos por Diego Santos, que visitaron la Fundación Elías de Tejada y adquirieron diversos libros para profundizar en el estudio del Carlismo. Se puso de manifiesto su voluntad para el trabajo y la perfecta sintonía de pensamiento leal al tradicionalismo político y religioso en el cual reside una de las principales bazas de nuestra Comunión Tradicionalista.

miércoles, 20 de abril de 2005

El Cardenal Ratzinger ha sido elegido Papa durante el cuarto escrutinio

El Cardenal Joseph Ratzinger ha sido escogido en el día de ayer como nuevo Sumo Pontífice de la Iglesia adoptando, contra todo pronóstico, el nombre de Benedicto XVI. Joseph Ratzinger ha Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe durante muchos años, lo que le ha valido apelativos de todo tipo. Prolífico escritor, es considerado por muchos como un hombre de una gran talla intelectual, humildad y amor a la Verdad hasta el punto de que su lema como cardenal ha sido el de "Cooperador de la Verdad".

Compartimos el gozo de toda la Iglesia por el nombramiento del nuevo Papa, confiados en que Dios, por mediación de su hijo Nuestro Señor Jesucristo y María Reina, le concedan la gracia para ejercer su ministerio y le guíe para hacer frente a los nuevos retos que la Iglesia tiene ante si.

Las reacciones de la progresía mediática y de ciertos teologos (sic) modernistas, no hacen sino alegrarnos más aún por el acierto de su elección y hacen aumentar nuestras esperanzas de vivir un pontificado en el que la Tradición y el Evangelio sean sus verdaderos pilares y en el que se ponga coto definitivo a los abusos litúrgicos y doctrinales que han surgido con el postconcilio:

"Ideologías y sectas. Cuántos vientos de doctrina hemos conocido en estas últimas décadas, cuántas corrientes ideológicas, cuántas modas del pensamiento… La pequeña barca del pensamiento de muchos cristianos con frecuencia ha quedado agitada por las olas, zarandeada de un extremo al otro: del marxismo al liberalismo, hasta el libertinismo; del colectivismo al individualismo radical; del ateísmo a un vago misticismo religioso; del agnosticismo al sincretismo, etc. Cada día nacen nuevas sectas y se realiza lo que dice san Pablo sobre el engaño de los hombres, sobre la astucia que tiende a inducir en el error (Cf. Efesios 4, 14). Tener una fe clara, según el Credo de la Iglesia, es etiquetado con frecuencia como fundamentalismo."

martes, 19 de abril de 2005


Annuntio vobis gaudium magnum;
habemus Papam:
Eminentissimum ac Reverendissimum Dominum,
Dominum Josephum
Sanctae Romanae Ecclesiae Cardinalem Ratzinger
qui sibi nomen imposuit Benedictum XVI

sábado, 9 de abril de 2005



Juan Pablo II gran devoto de la Virgen de Fátima, falleció el primer sábado de mes de abril tras participar en la Misa de la fiesta de la Divina Misericordia y recibir el Santo Viático y el Sacramento de la Unción de Enfermos. Quiso ofrecer su sufrimiento hasta el final en reparación del ultrajado Corazón de María.

Los miembros del Círculo Antonio Molle Lazo que asistimos al encuentro en Cuatro Vientos y a la Plaza de Colón recordamos estas palabras memorables:

"Al dar gracias al Señor por tantos dones que ha derramado en España, os invito a pedir conmigo que en esta tierra sigan floreciendo nuevos santos. Surgirán otros frutos de santidad si las comunidades eclesiales mantienen su fidelidad al Evangelio que, según una venerable tradición, fue predicado desde los primeros tiempos del cristianismo y se ha conservado a través de los siglos.

Surgirán nuevos frutos de santidad si la familia sabe permanecer unida, como auténtico santuario del amor y de la vida. «La fe cristiana y católica constituye la identidad del pueblo español», dije cuando peregriné a Santiago de Compostela (Discurso en Santiago, 9.11.1982). Conocer y profundizar el pasado de un pueblo es afianzar y enriquecer su propia identidad ¡No rompáis con vuestras raíces cristianas! Sólo así seréis capaces de aportar al mundo y a Europa la riqueza cultural de vuestra historia. "


Ha sido un Papa entrañable y bueno y sobretodo muy querido por los jovenes a quienes siempre llevó en su corazón. Todos los socios del Círculo, simpatizantes, miembros de las Juventudes Tradicionalistas y de la Comunión Tradicionalista lamentan su perdida y ruegan una oración por su alma para que goce ya, junto a María Virgen, de la visión beatífica de Dios. Que Nuestro Señor todopoderoso le acoja en su seno.

Karol Wojtyla (1920-2005)

R.I.P.

sábado, 2 de abril de 2005

Ha muerto el Santo Padre

Roma, 2 abril 2005. Nuestro Santo Padre el Papa Juan Pablo II ha muerto a las 21:37 horas, tras llevar con cristiana resignación su larga y penosa enfermedad y dar ejemplo de dignidad al mundo. Elevemos una oración por que Dios Nuestro Señor lo acoja en Su seno.

S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón ha dirigido al Cardenal Camarlengo el siguiente mensaje de pésame:

"Emmo. Sr. Cardenal don Eduardo Martínez SomaloCiudad del Vaticano
Eminencia:
La triste noticia del fallecimiento de S.S. el Papa Juan Pablo II me ha sorprendido de viaje por Hispanoamérica. Por la presente quiero hacer llegar mi pésame a la curia romana, en nombre propio, como depositario de la Legitimidad histórica española, y en el de la Comunión Tradicionalista. El difunto Pontífice está en mis oraciones, y mandaré decir misas por su eterno descanso. Quisiera, si me fuera posible llegar a tiempo, asistir a los funerales.
Beso vuestro anillo pastoral,
Sixto Enrique de Borbón
Buenos Aires, 2 de abril de 2005"


La Secretaría Política del Abanderado de la Tradición también ha hecho llegar su pésame al Nuncio de Su Santidad en Madrid.

sábado, 19 de febrero de 2005


Algunos asistentes se acercan a saludar a S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón al término del acto.

La sala del Hotel Colón en la que se desarrolló el acto se llenó hasta el punto de que no hubo sillas suficientes para todos los asistentes.

Al término del Oriamendi
MolleLazo

S.A.R. Don Sixto
MolleLazo

S.A.R. Don Sixto durante algunas fases de su intervención
MolleLazo

El profesor Ayuso al término de su intervención es felicitado por S.A.R. Don Sixto
MolleLazo

S.A.R. Don Sixto escucha interesadamente la intervención del profesor Ayuso
MolleLazo

Todos en pie mientras suena la Marcha Real
MolleLazo

Entrada de S.A.R. Don Sixto
MolleLazo

Vista General
MolleLazo

martes, 1 de febrero de 2005

Multitudinario acto de la Comunión Tradicionalista contra la Constitución Europea

Madrid, 29 enero 2005. Ha tenido lugar una jornada histórica de la Comunión Tradicionalista, que vuelve a irrumpir en la vida pública, haciendo un llamamiento al pueblo español para la movilización contra la Constitución Europea. En presencia de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón el salón del Hotel Colón se quedó pequeño para congregar a los asistentes al acto central de la campaña por el NO, muchos de los cuales tuvieron que escuchar el acto de pie. En las semanas anteriores se distribuyeron más de diez mil trípticos con las razones del NO y se pegaron tres mil adhesivos y dos mil carteles. La convocatoria se anunció en diversos medios de información, que también se hicieron eco del desarrollo del mismo, destacando la mención en el telediario nocturno de la cadena de televisión Antena 3.

El auditorio del Hotel Colón, preparado para el acto

Don Sixto Enrique de Borbón llegó a Madrid en la tarde del viernes 28, recibido por Miguel Ayuso y José Arturo Márquez de Prado y por una escolta formada principalmente por miembros del Círculo Cultural Antonio Molle Lazo. A continuación y hasta el acto del día siguiente tuvieron lugar recepciones y entrevistas con diversas personalidades, así como con los delegados de la Comunión.


El acto del sábado por la tarde dio comienzo con los sones de la Marcha Real a la entrada del Abanderado de la Tradición, escuchada por el público puesto en pie, ante los varios medios y agencias de prensa acreditados.


La margarita castellana Carmen García Arredondo hizo la introducción del acto, señalando cómo la Comunión Tradicionalista, los carlistas, es la resistencia de España frente a la imposición foránea liberal, y cómo se traza una línea de continuidad en la lucha desde los tiempos de las Españas aúreas, bajo el mando de la Monarquía católica y federativa, y las guerras de los españoles contra el liberalismo, que dan comienzo en la “Guerra Gran” y se acogen bajo la bandera legitimista tras la usurpación dinástica del trono de España. Contencioso éste, político y dinástico, aún vivo. En este contexto se inscribe nuestra radical oposición al europeísmo por todo lo que tiene de vehículo de imposición del liberalismo.


Lorena Serrano Prego, de las Juventudes Tradicionalistas del Reino de Galicia, hizo de presentadora de los oradores.

El primero en tomar la palabra fue el delegado de la Comunión Tradicionalista en la Nueva España, Méjico, Miguel Navarro Castellanos, abogado y profesor de la Universidad Autónoma de Guadalajara. Fue el suyo un discurso vibrante, una auténtica arenga religiosa y patriótica y un canto a la Hispanidad de Ultramar, acompañado de una apología de la lucha de los cristeros contra el liberalismo, lucha con idéntica razón a la del Carlismo. Afirmó que no es lícita ni legitima una constitución que ignora a la religión y que avanza en la destrucción de las patrias, especialmente de las Españas, pues tanto la letra como el espíritu de la misma se basan en el abundamiento de las medidas que han dado lugar a la ruina espiritual de nuestros pueblos.

Después el historiador peruano Martín Santibáñez se refirió, en la línea trazada por el anterior conferenciante, a la vigencia de la Hispanidad de Ultramar pese a la mendacidad de la leyenda negra y la manipulación de los medios de comunicación, que pretenden transmitir una falsa visión de un indigenismo anecdótico y minoritario. Recordó las gestas y la resistencia de los peruanos en su fidelidad a la Corona española frente al proceso masónico de independencia. Y con ello concluyó haciendo una llamada a la restauración de la vocación ultramarina de las Españas frente a las tentativas de “construcción europea” basada en la coexistencia laica de pareceres, la postergación del papel político y económico de España y la persecución de la religión católica.

El profesor de la Universidad de Lisboa y destacado dirigente miguelista Antonio Noronha y Lorena señaló las carencias y debilidades técnicas y políticas del Tratado por el que se establece una Constitución para Europa, destacando la violación del principio de subsidiariedad que aparece en una versión desnaturalizada y administrativizada, el falso federalismo funcional que en realidad esconde un centralismo en manos de la Comisión europea, y la censura sistemática que desde diversas instituciones de la Unión se hace contra cualquier iniciativa de influencia católica.

Francesco Maurizio Di Giovine, historiador y alma del tradicionalismo napolitano, desarrolló una intervención cargada de emotividad señalando en su inicio las razones por las cuales los napolitanos participan de nuestra misma lucha: porque pertenecemos a la misma Hispanidad y porque defendemos ambos la doctrina política tradicionalista. Sus recuerdos "al último Rey de España, Don Javier I", quien le nombró requeté honorario, y al profesor Francisco Elías de Tejada, de quien dijo que había sido el mejor historiador de Napóles, levantaron grandes aplausos. Aplausos que continuaron al afirmar tajantemente que como correligionarios participarán junto a nosotros en la oposición a esta constitución "atea, masónica y roja".


El profesor Miguel Ayuso centró su intervención en las razones de la oposición al europeísmo, cuyo último episodio se da en la Constitución Europea, y en el papel que en esta lucha ha de jugar la Comunión Tradicionalista. A pesar de que el tema no se agota en sólo tres puntos, destacó en primer lugar que el avance de la organizaciones supranacionales supone además de la voladura de las patrias la de los Estados, que a pesar de su génesis antitradicional custodian mejor la policitidad humana que los entes mundialistas. Cuestionó la oposición "oficial" de indudable matriz democristiana que muchos católicos han esgrimido contra la Constitución Europea, señalando que se ha hablado mucho de meras cuestiones nominales en torno al tema de las "raíces cristianas" (cuando paradójicamente ni eso se defendió por muchos de esos católicos en torno a la Constitución española de 1978) en lugar de exigir la tradicional res publica christiana frente al constitucionalismo. Además se ha hablado poco del fondo de la cuestión y del articulado de la constitución, que acogiéndose a la laicidad y el laicismo (que no son sino dos versiones de una misma ideología) están inscritos igualmente en el corazón de la "construcción europea". Por último señalo el déficit de la participación que supone la tecnocracia de las instituciones europeas, haciendo que el poder, su ejercicio y su control sea cada vez más oculto. Respecto al papel de la Comunión Tradicionalista señaló que en nuestra integridad doctrinal reside nuestra mayor fuerza y oposición frente a los embates perversos de la construcción europea.


S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón tomó la palabra señalando su esperanza en el resurgir del Carlismo y admitiendo la necesidad de las alianzas geopolíticas resaltó que la UE no se configura así, sino como un gran mercado a las órdenes de la finanza internacional, que desconoce las tradiciones y las culturas, señalando el contrasentido que supone promover la entrada de Turquía con carácter prioritario al tiempo que se ignora a Rusia.


Tras la intervención del Regente se entonó el Oriamendi, y el Duque de Aranjuez tuvo la oportunidad de saludar al público entusiasta.

Entre ese público, mayoritariamente joven y atraído por la propaganda realizada contra la Constitución Europea había destacadas personalidades como Manuel de Santa Cruz; Javier Urcelay con su padre el Almirante Urcelay; el Coronel Carlos de Meer; el ex-ministro Pedro González Bueno; el editor Luis Valiente con su esposa la profesora Consuelo Martínez-Sicluna; Cruz María Baleztena; Andrés y José Miguel Gambra con sus familias; el jefe nacional de las Juventudes Tradicionalistas Víctor Ibáñez; Javier de Lizarza; Alfonso Triviño; el napolitano Enzo Expósito; Luis L., presidente del Círculo Molle Lazo, con su esposa; el historiador José Antonio Gallego; Pilar Badiola; Jaime Vives; José Luis Dohijo; José Díaz Nieva; María del Carmen Palomares; Fernando Ruiz Ortiz; el Padre Juan María de Montagut; el capellán castrense don Eduardo Montes; el director de la revista L'Esclat Arnau Jara; el dirigente de la asociación juvenil Batzegada David de L'Horta; Juan Rubio; Juan Ignacio López de Arce; Javier Sáenz del Castillo; Octavio Sánchez; Javier Tarín; Ignasi Mora; Ferrán García Vila; José Enrique Moreno; numerosos miembros de las familias Brustenga y Rizo; otros dirigentes de la Comunión Tradicionalista de los Reinos de Toledo, Sevilla, Galicia, Castilla, del Principado de Cataluña, del Señorío de Vizcaya, de las Islas Canarias...


Tras el acto tuvo lugar una breve junta nacional de la Comunión Tradicionalista, en el Centro Riojano. En el mismo lugar se celebró después una cena en honor de Don Sixto Enrique de Borbón, que dejó pequeños los salones para acoger a todos los carlistas que quisieron estar presentes. A los postres Miguel Ayuso pronunció un brindis por Don Sixto, por la Patria (la Hispanidad) y por la buena compañía, que es la trasposición del brindis en napolitano que hacen nuestros correligionarios del Regno en el encuentro anual de Civitella del Tronto, el Montejurra napolitano. Después el Regente dirigió unas palabras a los presentes destacando la importancia de nuestra lucha y oposición, y su esperanza y deseo en que nuestra Comunión Tradicionalista siga creciendo. Aún hubo tiempo de hacer entrega al Señor de diversos obsequios por los presentes, destacando una talla del Cristo de la Buena Muerte que un joven oficial le entregó, y una metopa del Tercio Gran Capitán, Primero de la Legión; evocando Don Sixto el profundo orgullo que siempre le acompaña por haber jurado fidelidad a España en el mismo.

En la mañana del domingo Don Sixto Enrique de Borbón partió con su séquito hacia Hispanoamérica, donde le esperan dos semanas de intensa actividad tradicionalista en las Españas de Ultramar.

Los carlistas siguen, mientras tanto, en campaña contra la Constitución Europea, por el NO en el referéndum del próximo 20 de febrero.

miércoles, 26 de enero de 2005

Contra la Europa constitutivamente laica, las viejas naciones cristianas


Acto público en Madrid
HOTEL COLÓN, SÁBADO 29 DE ENERO, 7 TARDE

Hotel Colón: C/. Pez Volador 1, esquina Dr. Esquerdo 119
Autobuses: 30, 56, 143
Metro: Sáinz de Baranda (líneas 6 y 9)

Comunión Tradicionalista
DIOS · PATRIA · FUEROS · REY LEGÍTIMO
Los carlistas

viernes, 21 de enero de 2005

Acto contra la Constitución Europea: Madrid, Hotel Colón, sábado 29 de enero, 19 horas. ¡Vota NO!

Madrid, enero 2005. Declaración de la Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón ante la aprobación del Tratado por el que se instituye una Constitución para Europa:

1. La Comunión Tradicionalista, como cuerpo político que encarna la legitimidad histórica de los pueblos hispánicos, representa la continuidad del régimen de Cristiandad que la modernidad europea subvirtió y por la que, más que aislarse, España fue aislada.

2. En tal sentido, el pensamiento tradicional –que nunca ha caído en el “nacionalismo”– representa la resistencia frente a una “europeización” que entre nosotros siempre ha sido sobre todo “secularización” y que ha propiciado en los hechos la aceleración de la descristianización.

3. La llamada “construcción europea”, iniciada en la segunda posguerra del siglo XX, ha encontrado el método en el federalismo funcionalista y el fundamento en el laicismo economicista. Ambos se conjugan en el panorama político “postestatal”, caracterizado –entre signos contradictorios, pues tal es el sino de las situaciones de crisis– por la desnacionalización y la tecnocracia.

4. El Estado-nación moderno, pese a sus orígenes históricos y doctrinales, al presentar una base moral más sólida que la delicuescencia europeísta ha terminado por ser el paciente de la globalización actual. Y es que una “ciudadanía” de matriz economicista y concebida en términos de puro “patriotismo constitucional” se aviene más fácilmente con una “construcción” (como la europea) que con una “nación” (aun la revolucionaria).

5. La tecnocracia de las instituciones europeas, quizá pueda tener una componente de “buen gobierno” y en todo caso evidencia la impostura del morboso democratismo totalitario. Pero no deja de participar igualmente del proceso de alejamiento de la participación ciudadana que la democracia moderna aliena pero no anula, y de la que la tecnoburocracia europea, de hecho una forma de criptocracia, no hace sino separarse más, pese a la insincera acogida de un principio de subsidiariedad desnaturalizado y administrativizado.

6. La laicidad y el laicismo, que no son sino dos versiones de una misma ideología, están inscritos igualmente en el corazón de la “construcción europea”. Como previamente lo estuvieron en la “constitución” de los Estados modernos, a partir de las revoluciones liberales de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Pero las viejas naciones “nacieron” cristianas, de modo que la revolución hubo de aplicarse a cancelar su filiación dejándolas huérfanas. La nueva Europa, en cambio, nace ya expósita.

7. Además, la Iglesia, que hasta fechas recientes opuso al constitucionalismo la res publica christiana, parece en cambio contentarse ahora (en una mutación ya experimentada en las constituciones nacionales de los últimos decenios) con el recuerdo de las “raíces cristianas” (cuando no simplemente religiosas) o de la “herencia cristiana” (con el inconsciente reconocimiento de la muerte de sus principios, pues no hay herencia sin causante). De facto, pues, su lenguaje y su acción se han alineado con los de las democracias-cristianas: tal ocurrió en la Italia de la segunda posguerra mundial y, ya en otras coordenadas, en la España de finales de los setenta y principios de los ochenta: en ambas el (sedicente) “partido de los católicos” fue el encargado de pilotar el proceso de descristianización. También en el ámbito de la Unión Europea la democracia-cristiana ha jugado un semejante papel.

8. Este laicismo institucional (propio de la fase fuerte de la modernidad) ya sólo se combate por la Iglesia de modo incoherente y parcial y está reforzado por el efecto irradiante de los derechos humanos y, en particular, de la libertad de conciencia y religión (característicos de la fase débil o disolutoria de la modernidad). Cierto es que tal proceso no es exclusivo de las organizaciones europeas, pero no lo es menos que, por lo dicho, se presenta en ellas de forma más nítida. En nuestro caso, al distanciarse más de la situación de unidad católica de que hasta hace poco disfrutábamos, no puede sino agravarse el diagnóstico. Máxime cuando la “cuestión turca”, se despeja, sí, pero en sentido amenazante, y sin que se vean las razones por las que esa eventual solución no debiera extenderse a Marruecos u otros países mahometanos del Mediterráneo.

9. Junto a lo anterior, que se desenvuelve en un terreno entre lo doctrinal y lo prudencial, no dejan de aparecen aspectos que de lo prudencial llegan a lo técnico, y que también aconsejan un juicio negativo sobre el Tratado por el que se instituye una Constitución para Europa. Así, en primer lugar, la sustitución del precedente de Niza, que diseñaba un cuadro más favorable para España. O, en segundo término, la misma naturaleza jurídica de Tratado internacional aprobado a partir de una Convención, donde –desde la propia ortodoxia constitucionalista– por ninguna parte aparece el poder constituyente, sino que se reconocen los rasgos de las cartas otorgadas: broma de la historia la de volver a marchar por la senda constitucional con una carta otorgada. También, y es la tercera de las observaciones, la ausencia de una identidad suficientemente homogénea y solidaria que conjugue los evidentes intereses comunes con lo no menos notorios divergentes, sea en política exterior (¿atlantismo inglés, diferencia francesa o vía alemana?), económica (¿estabilidad o flexibilidad?) o de cohesión (¿hasta dónde y quiénes pagan y cobran?). Todo ello en un texto –cuarto– que, si bien ordena el corpus informe de los Tratados constitutivos y sus innúmeras reformas, resulta profuso y reglamentista en grado sumo.

10. Todavía en el dominio de lo técnico, en la actual coyuntura española, sería posible que la ratificación del Tratado constitucional condujera a una reforma de la vigente Constitución de 1978, para mejor adaptarla a aquél, que se aprovecharía para acometer otra que eventualmente afectaría a la organización territorial y que propugnan sobre todo quienes desean no tanto la voladura de un aparato estatal como la de España. Estaría, pues, llegando a término la profecía de Menéndez Pelayo sobre la suerte de la unidad nacional como dependiente de la católica.

Por todas estas razones, la Comunión Tradicionalista recomienda el voto negativo en el referéndum convocado para el próximo día 20 de febrero.

viernes, 14 de enero de 2005

¡Examínese para el referéndum del 20-F, coñe!


Los conflictos con el N.O. del padre Uropa, S.I.


Si va a votar en el referéndum de la Constitución Europea el próximo 20 de febrero, no debe dejar de pasar por el confesionario para que le examine de catequesis europea el Padre Uropa, S.I.

¿Sois europeo?
Sí, por la gracia de Dios.
(Cachete.)


A Dios en Europa no se le nombra. ¿Sois europeo?
Sí, por desgracia.
(Cachete.)


Aquí no hay humor que valga. ¿Sois europeo?
¡Pues va a ser que sí!
(Se proteje, pero esta vez no le cae nada.)


Y ese nombre de europeo, ¿de quién lo hubisteis? De mi nacimiento ejpañó.
(Cachete.)

Menos coñas. Repito: y ese nombre de europeo, ¿de quién lo hubisteis?
De Monsieur Valéry Giscard d’Estaing nuestro señor, por quien todo en Europa ha sido creado, y que antes de que naciese mi abuela –mucho, mucho antes– ya era, se movía y existía.
(Se proteje con mayor protección, codo en ristre... pero tampoco le cae nada.)

No está mal, al menos el bautismo ya te lo has ganado. ¿Crees en la santidad de Robert Schumann?
Por Dios, padre, un poquito de por favor...
(Cachete. Otro cachete, éste con rabia.)


Malditos, siempre dudando de las canonizaciones. ¿Acaso os hemos dado motivo? Y ¿qué me dices de Konrad Adenauer?
Un buen tecnócrata, pero...
(Cachete.)


¿Y Alcide De Gasperi? ¡Al menos reconocerás su ejemplaridad como político católico!
Antes muerto...
(Cachete. Cachetón. Cachetazo.)


¡Que te pego, leche!
Antes muerto ¡ay! que sencillo ¡ay! que sencillo ¡ay! Que duele, padre ¡ay! que sencillo... jobar, que es sólo una canción.

Pero ¿dónde coño crees entonces que están las raíces cristianas de Europa? ¿En Carlomagno? ¿En San Benito? ¿En Dante? ¿En las Cruzadas? ¿En Carlos V? ¿En la doble defensa de Viena? ¡Las raíces cristianas de Europa están en la libre comercialización del carbón y del acero! Ignorante... Payaso... (Lloroso.) Pero padre, si no existen raíces cristianas de Europa, ¡lo dice la Constitución, jopé! ¡Que la última me ha dolido de verdad!

Bueno, acabáramos, no hay raíces cristianas. Para la confirmación ya estás. A ver ¿qué es la Comisión Europea? ¿La comisión? No sé... ¿Lo que cobraba Chirac cuando era alcalde de París?
(Cachete.)


¡Jodido impenitente! Venga, las tres virtudes coloquiales. Las tres virtudes coloquiales son tres: bambicristianismo, bobolapichez y lelomasoquismo.
Vaya, al fin algo que te sabes. Define bambicristianismo.
(Saca una chuleta disimuladamente y lee con voz cantarina como si se lo supiera de memoria.) Bambicristiano es el que se desgañita aplaudiendo al Papa cuando viene a España, pero cuando Giscard abofetea y humilla al Papa negándole una petición tan razonable como que en el preámbulo no dispositivo de la Constitución europea figuren las evidentes e innegables raíces cristianas de Europa... (toma aire)... va y en vez de meterle la Constitución europea por el trasero a Giscard acude corriendo al colegio electoral a votar que sí. (Respira aliviado, tras leer de carrerilla.)


Bien, confieso que comienzas a sorprenderme. Bobolapichez. Bobolapicha es el votante del PP que en vez de votar "no" para que siga vigente el Tratado de Niza que negoció Aznar y cuyo reparto de poder conviene a España, vota "sí" para que entre en vigor la Constitución europea que malnegoció Zapatero y cuyo reparto de poder perjudica a España.

¿Es pecado venial o integral? Integral, padre. De hecho, quien comete este pecado se considera a sí mismo un "bobolapicha" (cuando se mira al espejo), pero todos sus amigos le consideran un "bobolapicha integral".

Bueno, me estás sorprendiendo... ¡Casi que me arrepiento de haberte cascado...! A ver, la última, lelomasoquismo.


Lelomasoquista es el que se levanta, desayuna, come, cena y se acuesta aborreciendo a Zapatero, y a la primera ocasión que se presenta de borrarle la sonrisa de la boca, va y le refuerza en el poder sacándole las castañas del fuego en un plebiscito que podría ser su tumba.
Chico, no creí que nunca pudiera decirte esto, pero... ¡estás aprobado! Ya puedes ir al acto.
¿Acto? ¿Qué acto?
(Cachete.)


¡Cachis los moros! ¿Qué acto va a ser, niñato? El del sábado 29 de enero a las 7 de la tarde, en Madrid, contra la Constitución Europea, organizado por la Comunión Tradicionalista con el lema "Cristiandad o Europa"
Pero ¿dónde, padre? Si no es por no ir, padre Uropa, si no es por no ir... que si hay que ir, se va, Uropa, tío.
(Cachetón, arrebato, fustigamiento. Sale en su persecución. El otro se escapa.)
(Vuelve, refunfuñando por lo bajinis.) So inútil, te vas a reír tú de tu santa madre. Como te pille ese día y a esa hora en el Hotel Colón, te capo.